Julio VARGAS MACHUCA

(-Barcelone, 1915)

Jean-Claude SEGUIN VERGARA

1

Julio Vargas Machuca (-Barcelone, [20]/10/1915) épouse MMe Vargas Machuca. Descendance :

  • ♂ Vargas (-San Vicente, [06]/03/1902)
  • Antoñita Vargas
  • Lolita Vargas
  • Julieta Vargas
  • Pilar Vargas
  • Ana Vargas

2

Julio Vargas Machuca, vecino de San Vicente (Alicante), es un inventor que registra varias patentes. Una, en 1896, para una máquina para fabricar encajes y puntilla:

Invento prodigioso.
Y no rectificamos la frase que acabamos de escribir, porque en verdad qué es un prodigio el invento de don Julio de Vargas machuca invento consistente en una preciosa máquina para fabricar finísimo encaje y puntillas, que en nada desmerece de las hechas a mano por las más celebradas encajeras.
Ya la prensa local ha dedicado al hasta hoy casi oscurecido inventor, el aplauso más entusiasta; y hoy el Ateneo, que ya ha tenido ocasión de admirar lo mucho y bueno que él señor Vargas tiene en su fábrica de San Vicente, une sus elogios incondicionales a los de todos los periodistas alicantinos, y promete consagrar mayor espacio a la invención sorprendente del Sr vargas Machuca, que ha de ser de grandes beneficios para el descubridor y de prosperidad para nuestra ciudad querida y para el pequeño pueblo de San Vicente.
Estás líneas de hoy, son únicamente el saludo entusiasta que al señor Vargas dedicamos, y un testimonio de agradecimiento por las diferencias que nos dispensó en la tarde del domingo último.


El Ateneo, Alicante, 20 de agosto de 1896, p. 8.

Es una persona creyente que dispone, en su casa de San Vicente, de un oratorio:

Esta tarde habrá tenido lugar en San Vicente, la tradicional procesión del Sagrado Corazón cuya divina imagen se venera en el oratorio particular de nuestro amigo Don Julio de Vargas Machuca.
Con este motivo habrá luego fiestas en casa de dicho señor, consistente en funciones de teatro, fuegos artificiales, iluminación, música y otros.
Tanto el señor Vargas como su distinguida familia, han recibido hoy innumerables visitas de sus amigos como en años anteriores habiendo sido todos galantemente recibidos y obsequiados cómo es práctica en aquella mansión del trabajo y la inteligencia.


La Correspondencia de Alicante, Alicante, 19 de septiembre de 1897, p. 2.

En 1898, va a interesarse por el cinematógrafo, y presenta una solicitud para una patente de invención:

Dice un apreciable colega, refiriéndose al nuevo invento de nuestro ilustrado amigo don Julio de Vargas Machuca: 
"Nuestro amigo y paisano D. Julio Vargas ha presentado en este Gobierno civil una solicitud pidiendo patente de invención de un cinematógrafo continuo, acompañándola de una memoria descriptiva del invento y los planos de las piezas correspondientes del aparato.
El invento tiene por objeto suprimir las oscilaciones que hasta la fecha se observan en estos aparatos, habiendo conseguido el Sr. Vargas este resultado por medio de una ingeniosa combinación que evita este procedimiento.
Damos nuestra más sincera enhorabuena á D. Julio de Vargas por el éxito obtenido, que demuestra una vez más su innegable talento para el arte mecánico á que se muestra tan aficionado."


El Liberal, Alicante, 11 de diciembre de 1898, p. 3.

La patente describe efectivamente un "cinematógrafo continuo", pero no se sabe si llega a construirlo y si funciona. También  es aficionado al automovilismo (La Correspondencia de Valencia, Valencia, 9 de agosto de 1904, p. 3). Posteriormente, registra una nueva patente para un motor de gas:

Un invento
Don Julio Vargas-Machuca ha presentado en el gobierno civil una solicitud pidiendo se le conceda patente de invención de un motor de gas, de fuerza variable, por medio de cargas de volumen y comprensión siempre igualada.


Heraldo de Alicante, Alicante, 8 de octubre de 1909, p. 2.

Fallece en Barcelona, en octubre de 1915:

Necrología.- Ha fallecido en Barcelona nuestro paisano don Julio Vargas Machuca, espíritu emprendedor y hombre que vio su vida acibarada yendo siempre tras un ideal que no pudo realizar.
Invento prodigiosos mecanismos y muere sin lograr ver funcionar una gran máquina que su ingenio creó y perfeccionó va por la cual perdió su fortuna.
Julio Vargas parecía un héroe novelesco: Bueno, mi gente y perseverante, vivía de sus quimeras amables más que de la realidad. 
A su familia acompañamos en el duelo.


Diario de Alicante, Alicante, 21 de octubre de 1915, p. 2.

3

4